Últimos temas
» John Mc Murphy
Jue 17 Ene 2013, 20:58 por Mangard

» Rah Sith
Miér 26 Dic 2012, 14:33 por Regulus

» Organización de la guerra
Miér 26 Dic 2012, 12:48 por Regulus

» Ezio Audittore
Dom 23 Dic 2012, 21:35 por Regulus

» El hobbit
Lun 17 Dic 2012, 12:18 por Reina Espectral

» La ciudad sumida en la guerra.
Lun 17 Dic 2012, 12:11 por Reina Espectral

» Jens Rother
Lun 17 Dic 2012, 08:37 por John_Raider

» Duque de Dorset
Lun 17 Dic 2012, 00:16 por LarkinSW

» Ainvar Slighe
Sáb 15 Dic 2012, 18:34 por LarkinSW

» ¿Quién vigila al vigilante?
Jue 13 Dic 2012, 14:43 por John_Raider

Enlaces ràpidos
Rol en vivo
Afiliados
Para afiliarte haz CLICK AQUÍ



Organización militar de Camelot

Ir abajo

Organización militar de Camelot

Mensaje por Reina Espectral el Sáb 22 Oct 2011, 18:44

La Organización Militar la forman tres pilares:

El ejercito
La marina
El gremio

El ejercito:
El ejercito es la base del poder del rey, ellos imponen no solo la pax real haciendo las veces de policía y control de masas, sino que defienden las fronteras de invasores exteriores y aplastan cualquier tipo de pretensión de algún noble que decida seguir su propio camino mas allá de la corona
Con la nueva monarquía absoluta y burocrática, el rey ha establecido un ejercito leal única y exclusivamente a su corona. Actúa bajo la dirección del Consejo de Guerra siendo el Condestable representante del rey, pero en caso excepcional el rey asume personalmente ese cargo.

Con tropas suficientes para controlar las ciudades que se encuentren bajo mandato real y mantener el orden y su poder (aunque sea mediante el terror) se organizan en batallones.

Un general controla un número variable de batallones (no es lo mismo el control de una frontera desertica para mantener bajo mínimos el bandidaje, para lo cual se precisan varias decenas de batallones, que aplacar la furia de la plebe por el alto precio del pan), responden ante el Condestable y su función es mas administrativa que militar, se aseguran que el equilibrio de disciplina y entretenimiento sea el justo, que las armas estén hechas con el acero correcto y que los alimentos y la bebida sea suficiente.

Cada batallón lo dirige un capitán, se encarga de la organización de las tareas e impartir disciplina (no es raro ver a un capitán presidiendo un ahorcamiento o con las manos manchadas de sangre tras dar decenas de latigazos), su papel es el de ser el tipo al que todo soldado sueña con apuñalar por la espalda y ver como se retuerce, no obstante cuando la cosa se pone fea siempre puedes contar con que el oficial esté en primera línea de combate con su corcel de guerra y el portaestandarte a su lado.

La distinción social no es diferente en el ejercito, por un lado está la caballería, formada por nobles menores o hijos que no aspiran a la herencia que pagan su propio equipo y llevan sus pajes, cargan en primera línea destrozando barricadas y huesos bajo sus pesadas armaduras y sus lanzas, ellos ascenderán a las capitanías y algunos afortunados a general.

Por otro la infantería, formada por el pueblo llano que huye de la miseria, o de sus familias, o de su señor. Pequeños grupos dirigidos por un sargento se enfrentan cuerpo a cuerpo, bañados en la pólvora de sus mosquetes y sintiendo la sangre del enemigo en sus manos tras deslizarse por sus espadas y picas. El sargento es un soldado veterano que cuidará de los suyos como si fuera de su madre, recio y curtido no tienen miedo y conocen todos los trucos que existen, han existido y existirán. La base de la infantería es avanzar en línea recta protegidos por el rugir de los cañones las nubes de flechas y balas lanzadas por mosquetes y arcos, luego enfrentarse hasta que uno de los bandos demuestre ser mas duro que el otro, las estrategias quedan para el cuadro de mando.

Además de esto existen apoyos en los que el rey se fundamenta cuando la cosa se pone fea o el ejercito está ocupado en asuntos mas importantes.

Están las milicias nobiliarias, una herencia de la época feudal donde el noble y unos cuantos allegados fuertemente armados como caballeros hacen una leva entre campesinos, ganaderos y artesanos, que armados con palos afilados y piedras atadas a varas mediante tiras de cuero. Estos pobres arrancados de su casa por las buenas o por las malas son mas carnaza que dar al enemigo para que se agote que soldados, puesto que la instrucción es nula, pero nadie dijo que la guerra fuera justa….

Como último recurso están los mercenarios, antiguos soldados, caballeros caídos en desgracia, desertores de otros países, ladrones, matones, asesinos, la mayoría son escoria que por unas monedas matan a tu madre sin hacer preguntas. Otros son auténticos ejércitos que se mueven por el interés económico y según soplen los vientos de la guerra.

La marina
La marina no es el destino preferido de un militar, es duro, no ves tierra firme en meses, las enfermedades reinan por doquier y el riesgo de contraer algún tipo de infección mortal se multiplican por un número lo suficientemente grande como para que cualquiera con dos dedos de frente se lo piense dos veces.
Por eso los marinos rasos, pocos son vocacionales, la mayoría son miserables que se emborracharon una noche y se despertaron al día siguientes remando y alquitranando una cubierta. No obstante algunos, en especial gente de costa con tradición pesquera, se embarcan con la esperanza de conseguir botín, ver mundo y conocer tierras exóticas. Su labor es mas de protección a los buques mercantes y a las flotas pesqueras que la guerra en sí, pero armados con cañones y mosquetes, espadas y hachas, garfios y lanzas, una batalla en el mar es brutal, despiadada y lo mejor que te puede pasar es caer por la borda siendo ya cadáver (lo peor es estar solo herido y hundirte lentamente notando como la vida se escapa de tu cuerpo).

También hacen patrullas en busca de contrabandistas y piratas que ataquen los puertos mas ricos y las aldeas pesqueras mas prósperas.

Al igual que en el ejercito, la oficialía sale de la nobleza, ciertas casas nobles con tradición naval embarcan a sus hijos como guardia marinas y abarcan gran parte de los puestos de mando hasta llegar a capitán, siendo este único representante del rey en su barco, amo, sacerdote y juez.

La disciplina en un barco es brutal, la mínima falta de respeto se interpreta como intento de motín y los azotes y castigos son tan comunes que un marinero sin marcas en la espalda es o demasiado estúpido o demasiado amigo de la oficialía.

La estrategia naval se marca en el consejo bajo la dirección del Almirante, uno de los capitanes con mas experiencia en el reino, que además, si la guerra lleva a una batalla de flotas, la dirigirá este desde el mismo buque del rey, el barco insignia del reino.

Al igual que con el ejercito, existen los mercenarios, antiguos piratas que como corsarios han descubierto que el beneficio es mayor y el riesgo notablemente menor, y algunos nobles tienen sus propios buques que siempre pueden participar en alguna expedición puntual.

El gremio
Algunos nacen especiales, no es raro ver a alguien con mayor habilidad para algo, artistas que sin práctica superan a auténticos maestros, intelectuales que aprenden a velocidades increíbles, dirigentes tan carismáticos que incluso el mas rebelde lo seguiría hasta el fin del mundo y mas allá.

Otros nacen con una comprensión diferente del universo, y bajo el auspicio real son arrancados de los brazos de sus madres a una edad tan joven que pocos recuerdan su tierra natal.

El gremio (O la Torre de la Alta Hechiceria como se le conoce normalmente) es un sitio de investigación y aprendizaje intelectual donde se forma a los futuros magos, muchos de ellos son los llamados “magos de batalla”, enfocando sus estudios hacia el arte militar son el apoyo perfecto para cualquier ejercito o barco. Un soldado que vea a un tipo extraño con ropas grabas en símbolos mágicos sentirá que la suerte está de su lado.

Misteriosos y enigmáticos no quieren ser el centro de atención (se convierten en un blanco fácil para los disparos enemigos), su organización es muy simple, el consejo obedece al rey, y ellos destinan a quienes consideran preciso. Así se mantiene el equilibrio entre la independencia de los magos y el rey se quita un peso de encima al no tener una serie de conspiradores con poderes extraños detrás suya.

La magia está muy controlada, por lo que es extraño ver a gente de fuera del gremio al servicio del rey u otro noble, no obstante siempre se pueden encontrar visitantes extraños o gente huida de la universidad en los rincones mas oscuros de las ciudades.

_________________

avatar
Reina Espectral
Hada del reino
Hada del reino

Acuario Caballo
Mensajes : 693
Puntuación en el foro : 4107
Tu reputación en el foro : 7
Fecha de inscripción : 12/10/2011
Edad : 28
Localización : En la Isla de las Brumas

http://www.camelotrol.com

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.