Últimos temas
» John Mc Murphy
Jue 17 Ene 2013, 20:58 por Mangard

» Rah Sith
Miér 26 Dic 2012, 14:33 por Regulus

» Organización de la guerra
Miér 26 Dic 2012, 12:48 por Regulus

» Ezio Audittore
Dom 23 Dic 2012, 21:35 por Regulus

» El hobbit
Lun 17 Dic 2012, 12:18 por Reina Espectral

» La ciudad sumida en la guerra.
Lun 17 Dic 2012, 12:11 por Reina Espectral

» Jens Rother
Lun 17 Dic 2012, 08:37 por John_Raider

» Duque de Dorset
Lun 17 Dic 2012, 00:16 por LarkinSW

» Ainvar Slighe
Sáb 15 Dic 2012, 18:34 por LarkinSW

» ¿Quién vigila al vigilante?
Jue 13 Dic 2012, 14:43 por John_Raider

Enlaces ràpidos
Rol en vivo
Afiliados
Para afiliarte haz CLICK AQUÍ



John Mc Murphy

Ir abajo

John Mc Murphy

Mensaje por Mangard el Jue 17 Ene 2013, 20:58

-Nombre:

John

-Apellidos:

McMurphy

-Edad:

32

-Raza:

Humana

-Profesión:

Agente de campo de la CIA.

-Títulos nobiliarios:

Ninguno

-Rangos militares:

Ex-teniente de la Fuerza Aérea de
EEUU. En la CIA es “agente civil”.

-Lugar de procedencia:

Denver, USA

-Lugar de residencia:

Langley, Virginia.

Descripción física: Tiene un
aspecto tan normal que cualquiera lo olvidaría al momento.

-Altura y peso: 1,77 y 79 kg

-Color de cabellos, piel, ojos:
moreno, blanco, marron-grisáceo.

-Rasgos especiales (pecas,cicatrices,marcas magicas...): si uno se acerca lo suficiente a sus ojos puede observar unos puntitos en sus retinas, debido a un implante de retinas nanobóticas que le dan información continua desde la base (y que permite vigilar sus movimientos).

Descripción psíquica: cauto y siempre con más de una identidad en la manga, aunque no suele usar más de una a la vez para evitar confusiones. Trabajador y leal, sabe que sin sus jefes no sería nadie. No es especialmente patriota, pero disfruta con su trabajo, al verlo como un emocionante reto. Nunca discute las órdenes aunque le desagraden por dos motivos: sabe que su misión no es opinar y también sabe el castigo que reciben los desobedientes (normalmente un desgraciado accidente).

-Carácter: hacia los demás, afable y simpático, aunque en su interior siempre sea vigilante.

-Miedos, fobias: Algo le pasó hace años... Recuerda una luz, unos seres... Sueña a veces con ellos y
le dan crisis de ansiedad a veces al despertarse. Para la CIA no resulta un problema ya que John suele controlarse debidamente de esos ataques. Lo que él no sabe, es que están interesados en ellos; y
que fue uno de los motivos ocultos por los que le reclutaron.

-Preferencias: Detesta beber, lo cual es raro para un hombre de Langley. Casi lleva una vida
sacerdotal, pues vive casi enteramente para su trabajo.

Vestimentas:

De diario, cualquier cosa medio decente. Cuando visita las oficinas de la CIA, va vestido a lo
Traje-corbata. Cuando está en su casa, descansando, suele ir en un
feo chándal.

Armas:

Su elección más común suele ser unapistola Desert Eagle Mark XIX .44 Magnum, ya que es fiable, precisa y con una buena cadencia de tiro. Para ocasiones donde debe llevar armamento más escondido utiliza una Beretta 8000 Cougar de 9mm.

De normal suele llevar una navaja desplegable como apoyo.

En un alijo oculto guarda varias armas más pesadas por si es necesario, amén de equipo sofisticado. Puede obtener cualquier arma de la CIA, pero cualquier espía decente sabe que debe tener su propio alijo.

Objetos mágicos:

Mágicos no, pero milagrosamente tecnológicos sí. El más importante es el sistema integrado de inteligencia nanobótica corporal, que le permite hablar, escuchar y ver y hasta oler y sentir cualquier cosa que le envíen desde el cuartel general. Además, el cuartel general puede seguir cada uno de sus movimientos, pues este sistema incluye un localizador y un interpretador de visión y sonido de los propios órganos del agente.

El propio sistema permite la manipulación parcial de aparatos electrónicos que funcionen vía sin cables (puede manipular redes wifi, móviles, provocar ligeros cortocircuitos en cables no protegidos, etc).

Su única desventaja es que debe apagarse durante e tiempo en que el agente no esté de servicio, pues una exposición prolongada puede provocar serios trastornos neuronales, y de forma general jaquecas. En misión especial, la programación se adecúa a las horas de sueño del agente de tal manera que el sistema se apaga mientras entra en la fase de sueño y así dejar descansar el sistema nervioso del agente.

Animales de compañía:

Su gato, llamado Crackers. Está capado y es enormenete gordo. Debido a su vida de misiones, la vecina de al lado, Lucy, suele acabar cuidando al gato más que él. Por cierto, sus vecinos piensan que es un vendedor ambulante.

Otros objetos (instrumentos,amuletos...):

Suele llevar objetos tales como ganzúas físicas y electrónicas, herramientas de ladrón y espía, cuerdas, detectores, sensores localizadores, etc... Todo lo que el Tío Sam puede conseguir.

Idiomas conocidos:

Domina perfectamente el inglés, el
español, el chino y el árabe; y se defiende bien en francés,
alemán y ruso.

Aficiones o conocimientos
(leer,escribir,pintar...):

Su más secreta afición (conocida por
la CIA, obviamente) es la construcción de maquetas de aviones y el
aeromodelismo, de sus años como piloto para la fuerza aérea. Le
encanta leer y aprender cosas nuevas (idiomas, ciencia, historia,
literatura...), ya que todo le puede servir en su trabajo.

Trabajo o ocupación:

Agente de campo de la CIA. Para sus
vecinos es un vendedor ambulante.

Historia:

Ahmed estaba apuntando con su rifle de
precisión Dragunov, cortesía del gobierno ruso, al agente de la CIA
que se encontraba hablando con su contacto en el aislado pueblo
pakistaní. A su lado estaba Alí, su hermano de armas. Ambos
entraron en Al Qaeda a la vez, hace cuatro meses y eran amigos del
alma. Les habían dado esta misión, su primera misión tras el
entrenamiento y no iban a fastidiarla.

Ahmed era pakistaní, pero no así Alí,
que era de Argelia, la antigua colonia francesa. Su padre era
francés, aparentemente, por lo que todos sospechaban de su lealtad.
Aún así se llevaban muy bien, ya que ambos luchaban por la
liberación del pueblo árabe y la destrucción de los enemigos del
Islam.

-Ya tengo al perro infiel- dijo Ahmed
-Acabaré con él de un sólo disparo.

Alí se alejó y se ocultó en las
sombras de la colina donde estaban, para evitar ser vistos.

-Apunta bien y mátalo rápido,
hermano.- Dijo, nervioso.

Ahmed apuntó cuidadosamente y apretó
al gatillo. El agente americano cayó con un agujero en la cabeza y
su contacto se escondió en su hogar, pero no lo suficientemente
rápido. Un disparo le acertó en el hombro y otro en la espalda,
matándolo en el acto.

-Ya está hecho, el yankee y el traidor
han caído, Alí.

Observó cómo Alí sacaba una pistola
y se acercaba a él con ella. Ahmed se asustó y apenas acertó a
decir “¿Pero qué...?” cuando Alí dio la vuelta a la pistola y
le ofreció el mango a Ahmed.

-Por un momento pensé que ibas a
matarme- dijo Ahmed- ¿Por qué me das esta pistola, amigo?

-Es un regalo. Mi abuelo me la dio
porque decía que en la guerra contra Francia le dio suerte y
pretendía que yo tuviera suerte también.- Le contestó con una
sonrisa Alí.

-Qué gran verdad,- dijo Ahmed mientras
su cara se entristecía un momento- se te ha acabado la suerte al
dármela.

Le descerrajó tres tiros a Alí.

“Pobre Alí”, pensó John Mc
Murphy, conocido en Pakistán como Ahmed, “eras un buen chaval,
pero elegiste el bando equivocado. Ése agente de la CIA era un
traidor, y que sea asesinado por insurgentes pakistaníes nos viene
bien para la publicidad, la verdad. Es una pena que estuvieras en
medio. Dentro de cinco minutos, el ejército pakistaní bombardeará
este monte buscándonos y encontrarán tu cuerpo y el cuerpo del
traidor. Oficialmente tú le mataste y yo no existiré. Ahmed muere
contigo, amigo mío.”

Corrió deprisa mientras se ocultaba en
el punto seguro que, sabía, no iba a ser bombardeado. Era un pequeño
alijo donde había un traje de occidental, un espejo, espuma de
afeitar y cuchillas, agua y jabón. Mientras bombardeaban la colina,
se aseó y, al acabar, bajó hasta cerca del vehículo del agente
asesinado.

Ahora era John Mc Murphy, agente
especial de la CIA, que acompañaba a su compañero en una misión de
inteligencia. Oficialmente siempre estuvo con él, desde el
aeropuerto hasta aquí y escapó de milagro al tiroteo. Oficialmente
Ahmed fue volatilizado. Oficialmente nunca estuvo cuatro meses en un
campamento de Al Qaeda, enviando información hasta el día de hoy.

Oficialmente Alí no era su amigo.

Pero todo el mundo sabía que en la
realidad, las respuestas oficiales siempre eran una burda mentira.

Mangard
Habitante
Habitante

Mensajes : 16
Puntuación en el foro : 1992
Tu reputación en el foro : 0
Fecha de inscripción : 02/12/2012

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.